Blog

GILDA, LA MÁS ANTIGUA Y PICANTE DE ESPAÑA

Gildas y banderillas como las del "antiguo" Madrid con nuestro vermut de grifo
¡La pareja perfecta en Costimar!

Se puede decir que es la tapa más sencilla y la primera de toda España. Su sencillez viene de su composición; una aceituna, una piparra-guindilla y anchoa de primera calidad, unidas por un palillo, que culmina con esa mezcla de sabores avinagrado, amargo y salado.

Su debut se remonta a 1946 en una taberna del Norte, donde se servía siempre el vino de porrón junto con aceitunas, anchoas y guindillas de aperitivo. Al fundador se le ocurrió la genial idea de unirlos a través de un palillo. Esta combinación perfecta de sabores la convirtió en el pincho estrella desde entonces en todos los bares y tabernas de España.

Su nombre, no menos curioso, lleva el nombre que protagonizó una estrella del cine Rita Hayworth, ella que tenía a media España escandalizada, por ser un modelo de mujer muy alejada a lo que se estaba acostumbrado. Por ello, por ser verde, salada y un poco picante su creador decidió bautizar a esta tapa como Gilda.

En Costimar no descuidamos su elaboración por muy sencilla que parezca, han de ser productos de calidad:

  • Anchoa de Santoña: es fundamental que se trate de una anchoa de buena calidad.
  • Piparra-guindilla: Las buenas son de un tamaño más bien pequeño y no deben picar demasiado.
  • Aceitunas rellenas: Sin hueso, de variedad manzanilla, puede ser rellena de anchoa.

Además, a estas banderillas incorporamos también cebolleta roja, pepinillo y boquerón en vinagre. ¡Todo un manjar y explosión de sabores para nuestro paladar!

Una excelente combinación que en Costimar podrá acompañar con un buen vermut de grifo o una cerveza bien tirada, que le hará transportarse y recordar al aperitivo que se servía en las antiguas tabernas de Madrid.

Ven a tapear y disfrutar de este pincho tan tradicional y delicioso que junto con el mejor ambiente en Costimar harán que el momento vermut sea para recordar.